junio 24, 2014

Plagas urbanas: Paloma casera


Manejo Integrado de Plagas Urbanas
Módulo Palomas
Existen alrededor de 9.800 especies de aves en todo el mundo y sólo algunas pocas (gorriones, estorninos, gaviotas y  palomas) han merecido el calificativo de plaga urbana.

Características interesantes de las palomas 
  •   capacidad de volar
  •   recubiertas de plumas
  •   alimentación
  •   nidificación
  •   reproducción monógama, puesta, medida, incubación, época, cantidad. 
  •   aparato urinario 
  •   adaptación 
  •   aprendizaje
  •   perseverancia
  •   no le temen al hombre
Qué es una plaga?
Un animal o planta cuyas actividades interfieren con la salud humana o su bienestar o que afecta sus ingresos económicos.
Una criatura que reduce la disponibilidad, calidad o valor de un recurso importante para la humanidad.
Un animal o planta cuya densidad de población excede un nivel arbitrario no aceptable para la humanidad, el cual resulta en un daño económico.

Diferentes especies plagas a nivel urbano
  •    Vegetales (no se tratará en esta instancia)
  •    Animales 
    • Paloma casera
    • Ratas
    • Perros
    • Insectos (mosquitos, moscas, chicharritas, cascarudos del olmo, vinchucas, ácaros de sarna, garrapatas, otros)
Importancia de la Plaga:
Efecto directo:
  Afectan negativamente a la salud  de las personas, de otros animales y del ambiente.
  Reducen la calidad del trabajo y vida del hombre al afectar su estado de “confort”.
Efecto indirecto:
  Efecto psicológico
  Molestia
  Intranquilidad
  Daño de la imagen (falta de higiene)

Evaluación de niveles de infestación (baja, media, alta presión).
• Los lugares frecuentados por las palomas se pueden clasificar en:
         Nidos,
         Descanso nocturno y
         Descanso y Observación diurno.
         Alimentación 
Partiendo de esta clasificación podremos evaluar la insistencia de las palomas en ocupar esos lugares y responde al orden en que los hemos  detallado.

Caracterización del Problema
Las áreas de un edificio pueden ser clasificadas de acuerdo con el reconocimiento de la Presión que las aves ejercerán después de la instalación de la protección:
• BAJA Presión – fácil de proteger
• MEDIA Presión – problemas en potencia
• ALTA Presión – posibilidades de fallas

• Biología, hábitos, comportamiento
• Diferentes especies plagas a nivel urbano
• Dinámica poblacional
• Evaluación de niveles de infestación (baja, media, alta presión)
• Elementos específicos utilizados en ahuyentamiento y reubicación de aves
• Elección e instalación del sistema adecuado
• Repelentes, formulación, usos y sistemas de instalación
• Manejo integrado de aves en aeropuertos
• Programa de manejo de aves
Cuando se ejecuta un plan del control,  cualquiera sea el método a aplicar, se debe hacer siguiendo un programa predefinido que anticipe los siguientes ítems:
   - costos y beneficios
  - cantidad del recurso humano
  - logro de los objetivos
- respeto del bienestar animal
- seguridad del procedimiento.
No es posible o deseable suprimir todas las palomas en una ciudad.
El nivel de tolerancia no es cero.
Los métodos se pueden utilizar para reducir a la población rápida y directamente o lenta e indirectamente.
El énfasis se debe poner en los métodos que llevarán a una reducción máxima a largo plazo de la población con la menor cantidad de esfuerzo y de costo.
Diversos métodos se han utilizado para controlar palomas.
Las medidas se pueden dividir en dos categorías:
  control permanente y
  control temporal.
Estos métodos serán tratados: desde el punto de vista del OCP y del municipio.
Se debe tener en cuenta que algunas de las condiciones que permiten la producción de grandes poblaciones de palomas pueden permitir el desarrollo de grandes poblaciones de ratas.

Medidas de Control
 
A. Permanente
B. Temporal se debe utilizar solamente para suplir medidas de control permanentes. Son menos eficaces y cuando están utilizados a gran escala son costosos. Varios tipos se pueden utilizar a la vez. El uso de algunos de estos métodos puede causar una reacción pública adversa. Algunos de estos métodos hacen simplemente que los pájaros vuelvan al lugar.
Programa de Manejo de Aves
• Caracterización del problema
• Saneamiento
Exclusión y modificación del hábitat 
 Reducción de la población
 Repelentes
Continuará ....

Líquenes en la Payunia


Se realizó campaña de recolección de líquenes en Payunia

PUBLICADA EL 17 DE JUNE 2014, 11:00

Los líquenes son organismos, que por sus características biológicas, como su baja taza metabólica, se los utilizan como bioindicadores y bioacumuladores de elementos del aire. En el mes de mayo se realizó un muestreo de líquenes en la Payunia.

Existe dos formas principales de utilizarlos: una midiendo algunos compuestos orgánicos, como los tipos de pigmentos ya que se alteran fácilmente en presencia de agentes polucionantes. Y otra, desde un punto de vista más ecológico, que es evaluar la composición de las comunidades liquénicas. El Programa de Líquenes lleva adelante ambas tareas de investigación.

Los trabajos en Payunia se enfocan en esta última línea, con el Proyecto "Cambios de la comunidad de líquenes saxícolas en zonas de producción hidrocarburífera en el sur de la Provincia de Mendoza". Este forma parte de la Tesina de la alumna Lucrecia María Fernanda Estigarribia de la Facultad de Ciencias Exactas, Física y Naturales de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC).

Del 16 al 19 de Mayo se llevó a cabo una campaña, para continuar con el muestreo. Se relevaron ocho puntos de muestreo que se disponen a lo largo de una transecta de 15 km que recorre el yacimiento petrolífero Cerro Fortunoso y termina fuera de este sector. En cada punto se ubicaron sistemáticamente 10 roquedales en donde se midió la cobertura, frecuencia y diversidad de líquenes.

Con los datos obtenidos se espera encontrar modificaciones en los parámetros comunitarios y especies indicadoras que nos permitan evaluar el impacto de la extracción de petróleo en estos organismos bioindicadores.







http://www.imd.uncu.edu.ar/novedades/index/se-realizo-campana-de-recoleccion-de-liquenes-en-payunia

junio 08, 2014

La Payunia Malargue Mendoza


La Reserva Provincial La Payunia se encuentra en el sur de la provincia de Mendoza, en el Departamento de Malargüe. Abarca una superficie de 450.000 hectáreas, extendiéndose desde los 36 grados 00 minutos a los 36 grados 36 minutos latitud sur  y desde los 68 grados 34 minutos a los 69 grados 23 minutos de longitud oeste.

Presenta fuertes rasgos de actividad volcánica, donde se destaca la presencia del complejo Pay
ún, que alcanza los 3.680 msnm y de extensas coladas basálticas.
Arenales negros


Constituye un área de transición entre las provincias fitogeográficas del Monte y Patagonia, pudiéndose apreciar la convivencia de especies vegetales y animales propias de ambas provincias.

La reserva se encuentra en región tipo patagonia árida, con limitaciones ambientales: temperaturas bajas, escasa precipitaciones, fuertes vientos, relieve accidentado, suelos pobres y arenosos, lo que hacen poco probable su uso para actividades intensivas de agricultura.


Candia y colaboradores plantea la fragilidad del ecosistema el que puede ser afectado por sequías, vientos y lluvias torrenciales, ademas de la ganadería, extracción de leña, cacería e incendios intencionales. Consideran que existe una demanda mundial de ambientes naturales poco alterados. 


Pay
ún Matrú 2.950 msnm  tiene forma de un gigantesco cono achatado de base extensa e irregular.


Payún Liso  3.680 msnm tiene silueta cónica. 


Volcán Santa María, es pequeño, presenta una colada llamada escorial de la Medialuna.

La reserva posee un paisaje volcánico, con modelado predominantemente eólico. Se destacan conos volcánicos y productos eruptivos como las coladas bas
álticas, bombas piroclásticas o volcánicas, carbonillas negras, escoriales, lavas rojas, etc. 



Fauna
Reptiles (13 especies)
Phymaturus patagonicus payuniae (Cei)
Phymaturus patagonicus nevadoi
Lagarto del escorial  Liolaemus austromendocinus


Matuasto castaño Leiosaurus bellii 

Mamíferos
Guanaco Lama guanicoe 

Laucha de campo Eligmodontia typus
Chinchillón Lagidium viscacia

Piche patagónico Zaedius pichiy

Z
orro gris Dusiscyon griseus

Cuis Chico Microcavia australis


Aves (36 especies) fue notoria la escasez de aves que se dejaron ver durante la recorrida, siendo llamativo la observación de muchísimas mas especies e individuos de mamíferos que de aves. 

Caserote Pseudoseisura gutturalis










Choique petiso Pteronecmia pennata

Cóndor Vultur gryphus
Aguilucho común Buteo polyosoma
Gaucho serrano 
Ganadería
El total de animales domésticos que impactaban sobre el área protegida era en 1993 de 13.975 cabezas, de ellas el 51% eran caprinos, el 29% ovinos, el 17% bovinos y el 2,4% equinos.

Actividades petrolíferas

En 1989 se firmaron acuerdos con la Compañía Perez Companc para exploración y explotación de hidrocarburos en el área Payún Norte. El área de la reserva afectada es de unas 153.000 hectáreas, un 34% de la superficie de la reserva.

Bibliografía Diseño del plan de manejo para la Reserva Provincial La Payunia. R Candia, S. Puig, A. Dalmasso, F. Videla, E. martinez Carretero. 1993.

abril 05, 2014

Sapito vaquero, Rhinoderma darwinii, Darwins Frog

Cuerpo pequeño y delgado, su tamaño aproximado es de 25-30 mm. Cabeza achatada, triangular vista desde arriba. Hocico puntiagudo, terminado en ápice dermal cilíndrico que claramente sobresaliendo sobre la mandíbula inferior. Sin dientes vomerianos ni maxilares. Pupila horizontal. La distancia interocular más grande que párpado superior pero más pequeño que la distancia internarinal. Fosa nasal más cerca a la punta de hocico que del ojo.Tímpano visible con un diámetro cercano a 4/5 del ojo. Lengua subcircular, libre detrás. Dedos de menor a mayor: 1°-2°-4°-3°. Mano con leve reborde cutáneo; tubérculos subarticulares y metacarpales poco marcados. Pie con membrana interdigital hasta 1/3; tubérculo metatarsal interno y redondeado, el externo no visible. Extremidades delgadas. Piel dorsal lisa, con pliegues glandulares longitudinales a los lados. Vientre liso, levemente granular en la región posterior de los muslos. Pequeño apéndice dermal cónico en la articulación tibio-tarsal. Dorso verde o amarronado con manchas borrosas más oscuras y una muy diversa variación individual. Vientre negro con manchas blancas brillantes. Garganta brillante moteada de negro.
Renacuajos: Pequeños, de unos 16-17 mm. Oscuros. Cola larga casi transparente. Fórmula dentaria 1/2 ó 1/3. El espiráculo es izquierdo y la abertura anal es medial.



Hábitos
Es una familia monotípica. Se alimenta de insectos. Presenta una reproducción altamente especializada con cuidado parental, mostrando una fuerte desviación en el esquema corriente presentado por los anuros. La reproducción ocurre durante todo el año, pwero la frecuencia de incubación de larvas es mas alta entre diciembre y marzo. El canto de alto tono es característico y similar al sonido de algunas aves. El amplexo es débil y corto; pueden encontrarse grupos de huevos gelatinosos en el suelo húmedo. La postura es racimosa, el tamaño de los huevos de unos 4 mm; se desarrollan muy rápido en concordancia con las variaciones de temperatura. La puesta es de aproximadamente 30-40 huevos y los machos se quedan cerca de ellos. Cuando los embriones comienzan sus primeros movimientos (unos 20 días) se los traga y los guarda en los sacos vocales modificados, entre tres y cinco semanas, mientras completan su el desarrollo larvario. Luego los juveniles son expulsados y completan su desarrollo en el agua hasta la metamorfosis.

Distribución
Habitante especializado de ambientes húmedos de la región austral, es frecuente a lo largo de arroyos de aguas frías y poco profundas en bosques de Nothofagus sp. Habita en Río Negro y Neuquén y sólo ha sido encontrada en Argentina en los Parques Nacionales Lanín y Nahuel Huapi, cerca de la frontera con Chile. Además, sur de Chile.
Fuentes
Gallardo, J.M., 1987. Anfibios Argentinos. Guía para su identificación. Librería agropecuaria S.A. 1ra. edición. 98 pp.
Cei, J.M. 1980. Amphibians of Argentina.Monit. Zool. Ital. Monogr. Nº 2 , Torino. 597pp. Lavilla, E y J. M.
Cei. 2001. Amphibians of Argentina. A Second Update , 1987-2000. Monogr. XXVIII .Museo Regionale di Scienze Naturali Torino. 177 pp.
Chehébar, C. Y Ramilo, E. 199 Fauna del Parque Nacional Nahuel Huapi. Administración de ParquesNacionales y Asociación Amigos del Museo de la Patagonia “Francisco P. Moreno”.
Formas, R. J. 1979. La herpetofauna de los bosques temperados de Sudamérica. The South American Herpetofauna: Its origin, evolution and dispersal. 485 (341-369). William E. Duellman Editor.


Fuente http://www.sib.gov.ar/

marzo 28, 2014

Aves de las Sierras de Córdoba


Vencejo de collar


Garcita azulada
Chinchero grande
Zorzal chiguanco


enero 17, 2014

Picaduras: Chinches de cama, chinches de Castilla, Cimex

Chinches de cama conocidas también como chinches de Castilla.
Los cimícidos son hemípteros hematófagos (que comen sangre) pertenecientes a la familia Cimicidae.


Comprenden numerosos insectos, que atacan mamíferos y aves, cuyas únicas especies de importancia médica por atacar al hombre (antropofilia) son Cimex lectularius y Cimex hemipterus. La primera es propia de Europa y los países templados y la segunda se encuentran en todos los países de clima tropical.
Son insectos ovoideos, aplanados dorso ventralmente, de color rojizo, con cabeza y tórax pequeños y un abdomen ancho que ocupa dos tercio de su longitud total. Cuando adultos no son mas grande que una lenteja.

La trompa picadora está doblada (flectada) por debajo de la cabeza, cuando el animal está en reposo.

Solo tienen vestigios del primer par de alas reducidas apenas al segmento coriáceo. Despiden un olor particular (feo) al ser reventadas.
Su biología y hábitos son similares a los de las vinchucas. Ambas especies son domiciliarias y forman colonias en el interior de las grietas de las paredes, debajo del empapelado, del machimbre de madera, de los muebles del dormitorio, catres, elásticos de cama de madera o metal, colchones, sillones, roperos, mochilas, valijas, colchas y otros semejantes.



En los colchones es habitual encontrarlas en las costuras o dentro de los de goma espuma. Aunque no con la misma frecuencia es posible encontrarlas en gallineros, e incluso infestando las jaulas de animales de laboratorio.


Tienen una forma muy particular de reproducción que se denomina inseminación inducida, que realiza el macho a través de un miembro similar a un aguijón curvo que atraviesa el exoesqueleto de la hembra, depositando allí el semen.

Colocan huevos de color blanco amarillento de alrededor de 1 cm de largo de forma ovoide alargada y provistos de opérculos, que quedan permanentemente adheridos a estos sitios por una sustancia cementante producida por la hembra al oviponer. Cada hembra pone entre 100 y 200 huevos durante su vida que oscila entre 1 y 5 meses. Al cabo de 7 días, los huevos eclosionan, dando origen a pequeñas ninfas que en un plazo de un mes o un poco mas, pasan por cinco estados ninfales, y completan su desarrollo a adultos, en un proceso de metamorfosis gradual o incompleta.

Son insectos nocturnos, es decir que sólo salen de su escondrijo de noche y cuando se ha apagado la luz. Después de salir del huevo, todos los estadios se alimentan exclusivamente de sangre. Tienen gran avidez hematofágica pero de prolongada resistencia al ayuno. Comen cada siete días. Su presencia en las habitaciones se advierte por las huellas de las deposiciones que dejan entorno de la entrada de sus escondrijos que semejan la forma de un puntillado oscuro muy característico. Además por las picaduras que son bastante pruriginosas.

Importancia médicaEs restringida y esta reducida a las alteraciones debidas a las picaduras y a la hematofagia. Su picadura provoca una reacción eritematosa local acompañada de fuerte prurito. En algunas personas esta reacción puede adquirir gran intensidad, con la aparición de lesiones urticariales a distancia como trastornos alérgicos de otros sistemas: asma bronquial por ejemplo.
Aunque experimentalmente se las ha logrado infestar con diversos agentes infecciosos como Pasteurella pestis, Leishmania spp, Trypanosoma cruzi y algunas rickettsias, no existe evidencia epidemiológica en cuanto a que puedan actuar como vectores de alguna enfermedad.
Esta plaga en los años 60 era habitual en cárceles, cuarteles y lugares donde el hacinamiento y la falta de higiene eran habituales. Luego se mantuvo circunscripta a algunas viviendas de villas inestables. Alrededor de año 2000 observamos un rebrote de esta plaga en casas de barrios de niveles más elevados lo que es coincidente a lo que sucede tanto en Europa, como en Estado Unidos.

Una recomendación importante es que cuando vaya de viaje, revise la habitación donde va ha pernoctar. Es muy común sobretodo en los alojamientos de nivel medio y económico, de América del norte, central y del sur y también en Europa, debido a la alta rotación de turistas jóvenes y descuidados en su hábitos higiénicos, que las chinches se trasladen a sus equipajes y que estos sean las fuentes de diseminación para infestar otros lugares de alojamiento, incluso sus propias casas.



Oruga Esfinge de la vid Eumorpha satelita analis

El Huevo: Es a mediados del mes de Noviembre cuando ocurren los primeros desoves de este esfíngido. Con la llegada de las lluvias cálidas primaverales y con la temperatura ascendente por el cambio de estación, salen de su letargo invernal los imagos (mariposas adultas) de la segunda generación del verano anterior.
Hacen su aparición las hembras fecundadas que depositan indistintamente y de a uno los huevos de verde coloración sobre el envés o revés de las hojas de la vid. Una búsqueda meticulosa y de observación pausada, da como resultado el factible encuentro de algún huevo, el qué luego de diez a quince días y dependiendo de las condiciones ambientales, eclosionará dando lugar al nacimiento de una larva de aproximadamente cuatro o cinco milímetros de largo. Esta devora los restos del huevo (córion) y da comienzo a la fase de larva u oruga en una etapa de intensa actividad en la que se alimenta permanentemente de las hojas del parral. 

La oruga: La pequeña larva recién nacida comerá de la hoja que hospedó al huevo. En los sucesivos días se alimentará de las hojas próximas sin hacer por ello grandes desplazamientos por las ramas del parral. En todo éste período el peligro es frecuente. Basta una fuerte lluvia para que la pequeña oruga sea desprendida de la hoja y arrastrada por el agua para acabar con ella, o ser el alimento de otros habitantes como hormigas y arañas o de pequeñas larvas de avispas parasitoides que perseverantemente frecuentan la planta. Las aves como el zorzal también hacen de ésta su alimento.
Encontrar la oruga es relativamente fácil. Bastará con ubicar primero los desechos fecales que se hallan en el piso. Localizados éstos, darán la pista de la existencia y ubicación de la oruga que mimetizada por su coloración verde se hallará alimentándose entre las hojas.
Al cabo de unas seis semanas y sucesivas mudas, alcanzará en su desarrollo unos 10 cm. de largo, dejará de alimentarse y cambiará la coloración. Es en este momento cuando bajará de su planta nutricia para buscar tierra donde enterrarse, dejando lugar a la siguiente fase.
La crisálida: Ya enterrada la oruga, difícilmente podríamos encontrarla. Los lugares más apropiados que ella elegirá para llevar a cabo la transformación de oruga a mariposa serán sin duda aquellos donde la tierra no esté extremadamente seca y compactada sino todo lo contrario a ello, tierra blanda y con cierto grado de humedad, lo que facilitará la construcción de una pequeña bóveda donde quedará alojada y acrisalada (obsérvese en la foto el momento justo de la formación de la oruga en crisálida) hasta el día que las condiciones del clima sean apropiadas para romper la cobertura quitinosa de color caramelo oscuro y emerger así de su profundo encierro. Esto último no ocurrirá antes de las tres semanas, y si se está próximo a los días más frescos de la estación otoñal, seguramente dará comienzo al letargo invernal permaneciendo de este modo hasta los principios de la próxima primavera.
En ocasiones suele quedar poco enterrada e incluso en la superficie del suelo y tal vez cubierta por alguna hoja seca, lo que no impedirá de ningún modo que llegue a cumplir con esta fase a menos que así expuesta se vea atacada por alguno de sus depredadores
.
La mariposa: Cumplida la metamorfosis, sale la extraña criatura de su resguardo bajo tierra buscando el apropiado lugar para cumplir con el extendido de sus alas, para esto buscará colgarse con sus patas y comenzará a bombear el fluido sanguíneo (hemolinfa) por las nervaduras alares, agrandando las húmedas y blandas alas. Completado este momento, del que no requerirá más de una hora a dos, veremos la estructura y coloración de ésta bonita mariposa.
El desarrollo total de este esfíngido, pasando por las cuatro fases (huevo, larva, crisálida y mariposa), puede seguirse y observarse en su lugar natural y también en cautividad. Para lo primero se requerirá de mayor observación dedicando más tiempo en la búsqueda y localización del insecto en cualquiera de sus fases.
En lo concerniente a la cautividad, después de hallado el huevo, la oruga o la crisálida, el seguimiento está controlado. Si tenemos la ocasión de observar a una hembra de esta maravillosa esfinge y contamos con que haya sido fecundada, tendremos la posibilidad de obtener los huevos que irá poniendo en distintas hojas del parral.
La citada mariposa fue observada y estudiada en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, donde es hallada con relativa frecuencia en los parrales domésticos de Vitis labrusca, Vitis vinifera y otros parrales autóctonos de este mismo género. Esta información ha sido registrada entre los meses de Octubre, Noviembre y Diciembre de 2005 por el Sr. Aníbal Rubén González.
En Godoy Cruz, Mendoza lo encontré por primera vez el 24 de diciembre de 2010. Nunca antes había visto el gusano verde, si la mariposa.