marzo 18, 2012

Lago Sandoval

Lago Sandoval
A 10 Km. de la ciudad de Puerto Maldonado (25 minutos en bote). Para llegar al lago se deben recorrer 5 Km. desde la orilla del río hacia adentro (1 hora 30 minutos a pie).
Tiene alrededor de 3 Km. de longitud, 1 Km. de ancho y una profundidad de entre 0,5 cm a 3 metros. Sus aguas tienen una temperatura promedio de 26ºC (78,8ºF) y poseen una gran riqueza ictiológica. Está rodeado de extensos aguajales que son zonas pantanosas donde crece una palmera del lugar llamada aguaje, entre otras especies exóticas. Dentro de la flora circundante pueden observarse orquídeas, platanillos (pico de loro), ungurahuis, lupunas, caobas y palmeras mauritias de hasta 30 metros de alto. En este hábitat vive una gran variedad de aves como los cormoranes, tucanes, guacamayos, loros, camungos y garzas, además de una colorida especie de gallina salvaje llamada "hoacín" o "shansho" cuya cabeza ostenta un moño de plumas. Con suerte pueden observarse también tapires, tortugas y nutrias o "lobos de río" así como diversas especies de lagartos (yacarés) entre ellas el lagarto o yacaré negro.


Diagrama de cómo se formó, de un brazo del río, la vegetación va invadiendo, se corta el flujo de agua.
Nótese lo cerrado de la selva. En la foto el guía.
Ardilla colorada
El Lago Sandoval en su plenitud

Palmeras
Para llegar a este embarcadero hay que caminar 7 km por un LODAZAL, con botas de goma y por barro no es fácil. 
El hoacín (Opisthocomus hoazin) también conocido como hoatzín, chenchena, serere y shansho, como guacharaca de agua o como pava hedionda, es una especie de ave cuculiforme, la única del género Opisthocomus y de la familia Opisthocomidae.


Tunel por donde salimos de la selva a la Laguna
Nutria (carnívora) Lontra longicauda
Mono tití



Picaflor Amazilia amazilia
Aguila Harpía o monera
Guacamayo azul, Ara ararauna
Caimán o yacaré negro
Monos capuchinos Cebus capuchinus
Coatís 

Colibrí coliespina de vientre gris
Guacamayos Ara chloropterus
Mono tití emperador
Ave nacional del Perú, Gallito de rocas, macho
Gran caimán
Guacamayo azul y amarillo Ara ararauna
Durante toda la travesía  se escuchan y ven distintoa especies de guacamayos. 
Pecarí labiado, Huangana

Macaca mulata Macacus rhesus
Margay
Mono aranna 


Mono choro Lagothrix lagotricha
Caimán negro que se cruza tranquilamente en la laguna
La naturaleza en el pensamiento indígena
Para los Ese Eja, indígenas originarios de estos lugares (Amazonia peruana), la realidad está compuesta por tres mundos que interactúan constantemente.
EYA, el mundo del cielo, es el lugar de procedencia de los ancestros. De allí  descendieron los primeros hombres y mujeres que habitaron la tierra. El viento, el trueno y la lluvia son evidencias de la actividad de los eyakuiñaji o gente que vive arriba.
MESHI, el mundo de la tierra está habitada por los Ese Eja, los animales terrestres y los edosikiana, estos son los espíritus dueños y maestros del monte o ebio. Como dueños, los edosikiana proveen la caza. Pero si los humanos toman más de lo necesario, corren el riesgo de ser raptados y devorados por esos espiritus. Como maestros, los edosikiana, son los únicos que pueden enseñar a los shamanes el poder de curar.
ENA, el mundo del agua, donde viven todos los animales y plantas acuáticas. Los habitantes de este mundo se llaman enakuiñaji y viven de la misma manera que sus paisanos del Ella y Meshi.
Muchos de los animales que hoy existen, antes fueron gente y por eso tienen espíritu o eshawa.
El principio que rige estos mundos es la armonía. Nadie debe tomar más de lo necesario, ni abusar de los recursos que encuentra en la naturaleza.
Donde Meshi se encuentra con Ena, existen cochas y aguajales, allí la vida es abundante.
TOPO o KOPO , taricaya: animal acuático y terrestre, es el guardián de la puerta que separa Meshi y Ena.
SHAIJAMI-SEWE, caimán negro: es un habitante de las playas y del agua. Por su aspecto feroz, es el perro negro del agua.
SA’ONA, boa de agua: es un personaje dañino.
ÑO’, huanganas: son almas de los antepasados muertos que visitan a los Ese Eja, enviadas por sus familias.
TAJO o KAJO, unchala: era un hombre que fue castigado por el venado por haber robado su vestido tradicional o cushma (maha).
SEWA, boquichico: era un hombre que fue transformado por estar pescando demasiado.

Fuente: Esawuakuana, sombras o espíritus. Maria C Chavarría.