octubre 24, 2010

Garrapatas y observadores de aves



Observadores de Aves y garrpatas.


En Mendoza los observadores de aves (y algunos que practican actividades a campo traviesa) en algunas zonas determinadas generalmente de monte muy seco y también en zonas cercanas a lagunas puede ser atacado por garrapatas, generalmente por ninfas o adultos de Amblyoma tigrinum.


Esto sucede cuando se permanece quieto, esperando la oportunidad de la mejor toma, al acecho por largos minutos o se transita por lugares de monte ralo o cerrado, a veces con coirón, donde las ninfas (muy chicas, tamaño menor a una lenteja) que están trepadas a la parte superior del pasto o de la parte externa de los arbusto chicos, a que pase algún animal al cual subirse para comer su sangre. Poseen un sistema de detección de calor corporal y anhídrido carbónico que le avisa cuando viene “la comida”


Una vez en el calzado, ropa o cuerpo del nuevo huésped busca el calor del cuerpo y generalmente las partes pilosas. En ese mas o menos largo trayecto, las personas pueden sentir pequeños cosquilleos en sus cuerpos. El observador debe estar atento y alertado de que algo lo “produce” y que debe buscar la causa de ese pequeño cosquilleo o sensación de que algo camina. En general demora bastante tiempo en “orientarse” de dos a ocho horas, en mi experiencia. La ducha, aún con agua caliente no es garantía que elimine al invasor.


Luego busca donde introducir su hipostoma (boca muy especializada) mediante el corte y fijación, anclaje de sus partes bucales muy firmemente dentro de la piel. La picadura pasa inadvertida. Esta garrapata, posee en su saliva agentes anestésicos para evitar que el huésped se percate, agentes histamínicos que favorecen la afluencia de sangre al lugar, y en esta especie en particular, sustancias proteolíticas que licuan los tejidos, lo que permite que se vaya formando una laguna o lecho, de 1 a 1.5 cm de diámetro, llena de sangre, de la cual se alimenta. Este proceso demora varios días. El huésped nota a veces un pequeño bulto que le molesta.


Las garrapatas no se deben arrancar ni de las personas, ni de los animales. En especial A. tigrinum no debe arrancarse, pues si se hace sangra profusamente por la destrucción del tejido mencionado. En el caso de personas, si se tiene, lo mejor es el éter que actúa rápidamente. Como solución casera y de emergencia a mi me da muy buen resultado embeber un algodón con quita esmalte (de uñas) y aplicarlo a la garrapata en cuestión. Luego unos 5 – 15 minutos se desprende sola o con una leve tracción. La zona se lava con agua y jabón y se desinfecta con alcohol de 70 grados. Es importante guardar la garrapata en alcohol 70 ( es el de 96 diluido en agua) para su posterior identificación. Es bastante común leer en internet que en USA utilizan pinzas para remover las garrapatas. Aquí, los distintos modelos de pinzas especiales para retirarlas no están disponibles, por lo que sugiero ponerse un guante o una bolsita de plástico en la mano para manipular la garrapata durante y después de la remoción.


Está claro que este procedimiento es sólo de emergencia y para el caso de que haya una o dos. La posterior consulta al médico es indispensable. También se puede aplicar en animales cuando se encuentra una o dos garrapatas, excepcionalmente. Para otras circunstancias vea la explicación de cómo tratar la garrapatas.



El Observador de aves puede prevenir el ataque de garrapatas de la siguiente forma:


Informándose previamente si a la zona donde va a ir es zona ataques frecuentes de garrapatas.


Utilizando ropa de color claro (que además de evitar el contraste con el entorno) permite visualizar rápidamente estas pequeñas arañitas oscuras.


Utilice ropa adecuada a pesar del calor, camisas mangas largas y pantalones largos.


La camisa dentro del pantalón.


Colóquese bandas elásticas en las botamangas del pantalón y en los puños de las camisas.


También es útil el repelente de insectos (DEET) mayor del 25% el verde.


Yo utilizo rociar la parte superior del calzado, medias, botamangas y puños con aerosol o espray insecticida (pulguicida, garrapaticida).


Al volver del campo, revise su ropa y elementos que utilizó, y también su cuerpo para asegurarse de que no trajo inquilinos indeseados.


Otras sugerencias


- No toque las garrapatas con las manos desnudas


- No aplaste ni comprima la garrapata.
- Recuerde que el querosene es tóxico y cáustico.
- No la frote con vaselina.
- No use un fósforo prendido ni la colilla de un cigarrillo encendido.


Las acciones anteriores sólo aumentan la probabilidad de que la garrapata pueda transmitir una infección.


Las garrapatas son potenciales transmisoras (vectores) de enfermedades como: Leptospirosis, tularemia, babesiosis, hemobartolenelosis, hepatozoonosis, fiebre q, fiebre de las montañas rocallosas, enfermedad de Lyme (Borreliosis).

MV Manuel Godoy