diciembre 25, 2015

Algunas razones por las cuales los perros no deben estar en la calle

Algunas personas creen hacer un bien al alimentar perros que permanecen en la calle. Eso es un error el animal no tiene contención y con el tiempo cree que ese espacio, que es público, le pertenece y lo defiende muchas veces determinando quien puede pasar y quien no esa vereda. Además está  expuesto a los peligros y riesgos de la calle. 



Las peleas por jerarquía, por dominancia, por territorio, por sexo, son frecuentes y muchas veces terminan mal. No hay bienestar en los animales callejeros

La agresión es una situación frecuente entre los perros.

Algunas personas, en forma equivocada, cruel e ilegal, cansadas de que las autoridades municipales no cumplan con las reglamentaciones vigentes, y envenenan animales.

Pero también comen residuos que son peligrosos o tóxicos, de los tachos de basura


Como son animales, comen otros animales vivos o muertos, como ratas que a su vez les pueden transmitir enfermedades a ellos y ser zoonóticas es decir que enfermarán a los niños y adultos. 

Tambien es mas probable que entre en contacto con perros no cuidados, o con lugares donde pasaron perros no cuidados, y que les pueden transmitir por ejemplo sarna.

O garrapatas. Cada hembra de garrapata puede poner cuatro mil huevos y las colocará en la calle o dentro de su casa.

Otros de los peligros a los que están expuestos es caer a los numerosos canales de riego. Aquí en el Cacique Guaymallén.


Es una casualidad de que alguien los vea a tiempo y pueda rescatarlos.
Otros no tienen suerte y simplemente se ahogan después de una larga agonía

Mire con detenimiento. Este se ahogó en agosto de 2015. Tuve la suerte de poder rescatar a tres ese dia en el mismo lugar.(no hubo tiempo para las fotos)

En el mismo lugar pero casi cuatro meses después encontré otro.


El conductor de este vehiculo iba por la ruta 7 hacia Buenos Aires y cerca de Beltrán se le cruzó un perro callejero. Felizmente para el perro lo pudo esquivar. Pero solamente volcaron y tuvieron lesiones menores.

Otros quedan lastimados y  no hay quien los cuide correctamente. Este pobre animal estaba en una calle de la Rioja, muy lastimado y si muestras de haber sido atendido. Alguien creyó ser compasivo y le dejó unas galletitas de agua para que se alimentara


Este animal no tuvo tanta suerte y terminó incrustado en motor. Sólo se rompieron los radiadores de aceite, agua, aire acondicionado y el sistema computarizado. 


A veces también sufren las agresiones de la gente, en este caso un escopetazo de perdigones de goma



Recordarán el pobre perro quemado
Perro guaymalllén


Definitivamente los perros en la calle no la pasan bien. Ojalá que 2016 nos encuentre con pocos perros en la calle y con propietarios mas responsables y cuidadosos.