diciembre 25, 2015

La Navidad y las mascotas

Las navidades y las mascotas
¿Qué cuidados debería tener  con mi mascota durante las fiestas de fin de año?
Las fiestas de fin de año son un buen motivo para decorar la casa con arreglos navideños, juntarse con amigos y familiares, divertirse, hacerse regalos, preparar gran cantidad de alimentos  y comer en abundancia.  A veces también les hacen regalos a las mascotas.
Podríamos decir que generalmente nuestra días festivos permiten salirnos de los cuidados alimenticios que normalmente respetamos.
Para que este espíritu festivo se mantenga como tal te daremos unos consejos para que tu mascota también la pase bien y no sufra situaciones desagradables.
Como primera sugerencia No cambie la dieta de su mascota. Ante tanta abundancia de alimentos  humanos apetitosos  algunos creen que compartir estos con perros y gatos es un gesto que nuestras mascotas valorarán. No lo haga.
Los perros y gatos no  se llevan bien con los cambios bruscos de dieta, incluso  algunos pueden ser tóxicos para ellos como:
·         El chocolate, mientras  más oscuro más tóxico.
·         Garrapiñadas, turrones y nueces de macadamia  tampoco son para ellos.
·         Alcohol
·         Cafeína
·         Los alimentos con xilitol (edulcorante artificial)
·         Los alimentos ricos en grasas. Incluyendo las grasas y cueros recortados antes de la preparación, como los que sobraron luego de la cocción o del asado.
·         Las cebollas, ajos, puerros, papas que a veces están en ensaladas o rellenos.
En general no le dé a los huesos de jamón al perro o cualquier hueso cocido.  A diferencia de los huesos crudos, los huesos cocidos pueden astillarse y no son fáciles de digerir. Pueden dar lugar a una serie de problemas de salud graves. Mas si le da una gran cantidad de una sola vez.
Guarde todos los regalos relacionados con alimentos lejos de su perro.  El tiene un poderoso  olfato - y podría fácilmente encontrar, rasgar, abrir y comer cualquier caja de chocolates u otros regalos comestibles almacenados bajo su Árbol de Navidad.
Sea especialmente precavido en el desechado seguro de los escarbadientes utilizados en la preparación de pollos rellenos, arrollados. Al igual que con las piolas (hilos) de matambres, chorizos, morcillas, salames. También los envoltorios plásticos de fiambres suelen ser riesgosos para perros y gatos si los ingieren (envolturas de mortadela, salchichón.  Colóquelos en recipientes adecuados y lejos del alcance de sus mascotas.
Decorados, guirnaldas y envoltorios
No deje jugar a su mascota con oropel u otros juguetes o decoraciones fibrosas.
A los gatos y gatitos, especialmente,  les encanta jugar con el oropel, pero si se lo comen, pueden quedar atrapados en sus intestinos y causar graves problemas de salud y la necesidad de cirugías de emergencia.
Si usted le quiere dar a su mascota un regalo, asegúrese que sea seguro para ella.
No le dé nada a su mascota, que se pueda comer y que se transforme en una cadena dentro de su cuerpo. Si le da algo que se puede rasgar o romper, asegúrese de que pueda ser digerido sin problemas.  que puede refriega, ya que puede formar una cadena a través de su cuerpo si se consumen. Tenga cuidado con los juguetes de plástico con silbatos y otros peligros de asfixia o digestivos. No asuma que porque se vende en una tienda de animales es seguro.
Mantenga su mascota saludable en esta Navidad, y recuerde dejar suficiente agua potable para ellos cuando vaya a visitar a amigos y familiares.
Traducido y adaptado por Manuel Godoy, 2015, de Dr. Katrin Swindells, Murdoch University Hospital.