enero 14, 2011

¿Por qué faltan los billetes?

Desde mediados de diciembre los argentinos venimos padeciendo la falta de billetes en cajeros automáticos primero y ahora la extracción limitada por cajero manual. Esta es la única respuesta que he encontrado publicada en el Centro de Gestión Agropecuaria:

"Hoy contestamos las preguntas más frecuentes que se hacen en el café, en la calle, en la cola del banco, cuando esperamos para pagar impuestos, cuando quedamos detenidos en un piquete, cuando sufrimos calor y tenemos que estar trabajando en enero. Billetes, inflación, inversión, ofertas, créditos, etc.
¿Porque no hay billetes?
La economía Argentina tiene una inflación estimada del 27% anual y un crecimiento del 9%, por ende las ventas aumentaron el 35% que es la suma de la inflación más el crecimiento. Esto implica que se necesitan más medios de pagos para transar esas operaciones. Dichos medios de pagos no se mandaron a imprimir, porque no se sabía si emitir o no billetes de alta denominación. Si a esto le sumamos una alta economía informal y una elevada presión tributaria, los agentes económicos buscaran tener más billetes en mano, antes que depositar, con lo cual la preferencia por el físico aumenta y disminuye la cantidad de dinero electrónico. Consecuencia faltan y faltará por un tiempo b illetes.
¿Es mucho el dinero que tenemos en la mano?
Los argentinos tenemos en la mano el 9% de nuestro PBI. El PBI es la oferta de bienes y servicios de nuestra economía, que es un total de U$S 350.000 millones. Los argentinos tenemos en la mano 125.000 millones de pesos, que equivalen a U$S 31.250 millones de dólares. En nuestros bolsillos esta esa cifra. Si tenemos presente que el último censo dio 40 millones de habitantes, tenemos U$S 781.250 por habitante o lo que es lo mismo $ 3.125.000 por habitante. Esto demuestra la desconfianza que hay en el país, nadie quiere que conozcan cuánto dinero tiene.
¿Hay diferencias entre ser formal e informal?
Claramente, si hoy vas a comprar dólares al mercado formal pagaras $ 4,00 la compra, en cambio si vas al informal el precio de venta será $ 4,16 una diferencia de casi el 4%. En un negocio cuando compras efectivo el precio es menor que con tarjeta, en la mayoría de los casos una diferencia del 10%. Las diferencias son muy importantes.
¿Qué habría que hacer para que la gente pase a tener dinero electrónico y no físico?
Crearle incentivos para que muestre el dinero, bajando tributos y eliminando impuestos distorsivos como el impuesto al cheque. En el año 2008 la recaudación del impuesto al cheuque equivalía al 7,6% de la recaudación total. En el año 2010 equivale a solo el 6,6% bajando 1%. En diciembre del año 2008 la recaudación del impuesto al cheque era de $ 20.000 millones anuales, en el año 2010 fueron de 26.884 millones anuales, con una suba de caí el 35% cuando en dos años la inflación fue del 50%. Claramente pasa menos dinero por los bancos. Si a esto le sumamos que la provincia cuando depositas en el banco te cobra el 1% de ingresos brutos anticipado, depositar en el banco es como ir al matadero tr ibutariamente. Conclusión: el gobierno jamás pensará en bajar impuestos, por ende más mercado para los amigos de lo ajeno.
¿Por qué hay tanta inflación?
Hay inflación porque no aumenta la productividad.
¿Porque no aumenta la productividad?
La productividad no aumenta porque no hay inversión.
¿Porque no hay inversión?
Es muy simple, en Argentina los balances no ajustan por inflación y la tasa de impuesto a las ganancias es del 35%. Si me dedico a la industria y compro un bien de capital la amortización del mismo me lleva unos cuantos años. A los efectos de mis costos el valor del bien de capital lo tengo que aumentar, por el paso del tiempo en una economía inflacionaria, pero impositivamente no, por lo tanto a medida que transcurre el tiempo tengo cada vez más ganancias para la AFIP que no son reales, pero por la cual tengo que pagar impuesto a las ganancias que se transforma en un impuesto al capital. No lo entendió, es muy complejo, vamos por otro ejemplo, si yo soy comerciante y compro una remera a $ 10 y la tengo en mi depósito 3 meses, cuando la voy a vender el precio es de $ 20,0 en tanto que su reposición es $ 14,00. Para mi negocio gane $ 6,00, para la AFIP gane $ 10,0 y debo pagar ganancias por esos $ 10. Si tengo U$S 100.000 guardados durante un año y el dólar pasa de 3,80 a 4,0 como ocurrió durante el año 2010, para nosotros no ganamos nada porque tenemos U$S 100.000, para la AFIP ganamos $ 20.000 porque a principio de año teníamos $ 380.000 y ahora tenemos $ 400.000, por lo cual hay que pagar ganancias por $ 7.000, por ende nos tendremos que desprender de U$S 1.750 para pagar el tributo. Por todo esto no hay inversión.
¿Cómo afectan los aumentos salariales en este escenario?
Si los salarios aumentan un 35% en marzo y no hay aumento de la productividad, estos aumentos van a precio. Por ejemplo en la construcción la carga salarial es muy alta, como no se ha desarrollado un método para hacer los edificios más rápido o con más tecnología, todo aumento de la UOCRA impacta sobre los costos, que terminan trasladándose al precio final. Como el dólar aumenta menos que los costos, los precios de las viviendas aumentan en dólares. Usted se preguntara ¿hasta cuándo? Hasta que cambie el plan económico de dólar quieto, falta de inversión y suba de salarios. Como esto ocurre en todas las empresas que dan aumentos, todo aumenta, con lo cual se suben salario s pero no se mejora el poder adquisitivo de la moneda.
¿Quién gana dinero en este escenario?
Con la inflación y el crecimiento que tuvimos hasta ahora, las empresas incrementaron los volúmenes de venta, se expandieron y alcanzaron una escala más elevada. Eso las llevo a que tengan más empleados para satisfacer las necesidades del mayor volumen y la nueva escala. En la actualidad muchos ven con preocupación su nueva estructura, ya que aumentaron los costos, el precio final está condicionado por el mercado y la rentabilidad se hizo puré. Esto esta llevado a algunas empresas a tener problemas para financiar su capital de trabajo, por eso se ven regularmente fuertes ofertas en el mercado, a través de la cual las compañías liquidan stock y con dicho dinero financian capital de trabajo. Como el sistema financiero es caro, muchas veces conviene liquidar mercadería antes que recurrir a descubiertos bancarios. Reconversiones se vienen al galope, ajuste de personal y nuevos punto de equilibrio en la producción también.
¿Por qué hay tantas ofertas de productos en cuotas?
Bajo el lema no tenemos claro el objetivo redoblemos el esfuerzo, muchos empresarios se fundieron. Hay un mal cálculo de las previsiones de ventas y hoy es necesario dar financiamiento para vender. Lo que habría que realizar en dicho escenario, es vender el producto financiado, y tras cartón, vender la cartera en el mercado, descontando los pagos futuros y hacerse del efectivo, para invertir en materias primas o mercadería con el fin de no perder el poder adquisitivo del dinero. Muchas empresas, venden, se quedan con los cheques de sus clientes y a futuro verán como el poder adquisitivo de ese dinero disminuye. Terminan achicando la empresa que ellos mismos agrandaron, con pérdidas extravagantes. Esto ocurre por no hacer un b uen manejo de la liquidez, estrategia comercial y financiera.
¿Qué hago con el dinero?
Es algo muy personal y artesanal. Lo primero que tiene que pensar es que sin futuro no hay presente, por ende saber a dónde quiere ir Usted. En segundo lugar, que inversiones lo dejan dormir tranquilo. Dado este marco, nosotros lo podemos ayudar, pero no hay una receta mágica. Muchos argentinos se ven atraídos por guardar dólares y han realizado grandes negocios. Nosotros no lo ponemos en duda, pero en la economía es importante relevar los precios relativos. Hoy, como nunca, estuvieron tan baratos los autos importados. Hoy, como nunca, la tecnología es muy barata. En ambos casos con amplias financiaciones. Nunca hay una receta única, depende su personalidad y a donde quiera llegar, hay múltiples puntos de vista. Hasta algunas propiedades (pequeñas), con crédito hipotecario en pesos, están más baratas que nunca".

Fuente: Salvador Di Stefano - www.salvadordistefano.com.ar
Centro de Gestión Agropecuaria