enero 13, 2014

Aleje la depresión. Mejore su vida, Recuerdo de Chicha Campoy de Godoy, parte I

Aprenda a mejorar  su vida.
Consejos para ser una chica del 2005.
Recuerdo de Chicha Godoy 1923 – 2013
El pasado 23 de setiembre de 2013, falleció mi madre. Un mes después encontré entre sus pertenencias  dieciséis hojitas fotocopiadas con el título que encabezo esta nota.  No será de su autoría pero sí creo que ella fue una ejecutora y divulgadora de estos concejos y que supongo que le gustaría seguir difundiéndolos.  
Muchos de nosotros tenemos o conocemos gente que son mayores y a los que pueden serle útiles estos consejos.
También creo que algunos de ellos nos serán útiles, independientemente de nuestra edad, y que podremos sacarles provecho.
¿Para que sirve esta Guía?
Es una invitación a reflexionar, en sus páginas encontraremos comentarios y sugerencias para:
  • Incrementar la plenitud de nuestro estar con nosotros mismos  y nuestros seres queridos.
  • Aprender a estar atentos, mejorar nuestra comprensión, ejercitar la memoria y comprender la manera que tenemos de comunicarnos.
  • Mejorar la fluidez del pensar, la precisión del decir y la claridad del pedir.
 Hoy sabemos que:
  • El paso del tiempo produce cambios tanto en el cuerpo como en el cerebro.
  • No es cierto que el deterioro mental sea inevitable.
  • Los mayores no estamos predeterminados a comportamientos deficientes.
  • A nuestra edad, la posibilidad de aprendizaje – diferente en sus motivaciones o ganas  a las de los jóvenes – se mantiene abierta.
  • Tenemos la capacidad de desarrollarnos y adaptarnos. Incluso en áreas como las cerebrales, hasta el fin de nuestra existencia.
  • Ya no recordamos tan rápidamente y asimilamos la nueva información de una forma más lenta. Pero gracias a los años, tenemos una mayor capacidad para acumular información.
  • Con el cuidado apropiado, podemos mantener  y mejorar la vitalidad mental  a lo largo de toda nuestra vida.
  • Nuestro rendimiento  intelectual es muy bueno cuando no estamos presionados por el tiempo.
NO PERMITAMOS QUE NOS  APRESUREN, DEBEMOS TOMARNOS TODO EL TIEMPO NECESARIO PARA RESPONDER, DECIDIR O COMPRENDER.