enero 19, 2008

Diez reglas para el tenedor responsable de perros o gatos

Cuando uno elije comprar o adoptar un perro o gato, debe saber que esa decisión no debe ser apresurada, ni compulsiva y mucho menos por capricho de los niños o por moda. Vos serás responsable por 14 años de tu vida, de satisfacer las necesidades de tu compañero por ese mismo lapso.

Los animales no son cosas, tienen sentimientos, son capaces de amar, sufrir, pasar hambre, sed y de enfermarse. Por ello te mostramos las 10 reglas del tenedor o propietario responsable de un perro o un gato



Los perros y los gatos deben tener una alimentación adecuada, equilibrada, no alcanza con las sobras de la casa, ni de vez en cuando. No todos son iguales, tienen necesidades diferentes de acuerdo a la raza, al tamaño, la actividad física, el clima donde vive, si se está recuperando de una enfermedad, depende si es cachorro, adulto, o geronte, si es hembra si está preñada o amamantando.


Deben tener acceso al agua fresca y pura, siempre.


Deben contar con su propio lugar para refugiarse (no en la cama de su dueño). Un lugar que lo proteja del calor y los rayos del sol en el verano y del frío y la lluvia en el invierno.


No debe andar solo por la calle. Necesita hacer ejercicio casi todos los días, por ello sino tenés espacio suficiente, deberás sacarlo a pasear lo más frecuentemente que puedas.


Es tu deber velar por su salud. Mantenerlo libre de pulgas, garrapatas y parásitos internos, además de llevarlo al veterinario preventivamente o para que lo cure si está enfermo. Los perros deben ser vacuandos todos los años contra parvovirosis, moquillo, hepatitis y rabia. Los gatos deben vacunarse todos los años contra gastroentritis del gato, moquillo del gato y la rabia.

En muchos municipios es obligatorio tener inscripto y registrado tu animal. Es el único documento que acredita propiedad. Habilita a tu animal para vivir en comunidad, y si se pierde es la única forma que tienes de recuperarlo.
Los perros deben permanecer en el patio de atrás, para que no se pierda, ni moleste a los que pasan por la puerta de tu casa. Los gatos deben permanecer adentro de la casa durante la noche, así no molestarán a los vecinos, no serán atacados por otros gatos, perros o atropellados por automóviles.
Cuando tu perro abandone el confinamiento domiciliario, debe hacerlo sujeto por persona responsable, con collar, correa y comportarse adecuadamente, sin molestar a los demás.
Si tu animal no posee un gran valor reproductivo, lo mejor es esterilizarlo. Así no traerá otros animales a un mundo donde sobra la oferta y faltan dueños responsables para criarlos debidamente. La castración no es la panacea, pero es una herramienta más que ayuda a equilibrar la oferta y la demanda y puede ayudar a la Tenencia Responsable.

Si te vas de vacaciones o de viaje, asegúrate de dejarlos en una buena guardería, donde estarán seguros, sanos y donde los puedas recuperar cuando vuelvas.
Si no puedes cumplir con estos 10 requisitos, es mejor que no tengas perro o gato, no por ello serás menos amigos de los animales.
Adaptado de un muy buen Programa de Tenencia Rsponsable del Gobierno Australiano
Sugerencias y comentarios, son bienvenidos.