junio 19, 2009

Vampiros y rabia en Argentina

La Rabia es una enfermedad zoonótica, es decir que se transmite de los animales al hombre. Tiene distintos tipos de presentaciones. La más conocida para la mayoría de las personas es la Rabia Urbana, pero existe también la Rabia Bovina Paresiante

La Médica Veterinaria María Andreu del Ministerio de Salud Pública del Chaco, ha tenido la amabilidad de contarnos que es lo que pasa en el Noreste argentino con la enfermedad. También nos ha enviado las fotos con las que ilustra sus charlas educativas.
El vampiro que transmite la Rabia Bovina Paresiante tiene hábitos nocturnos y pasa el día en refugios naturales como cuevas o en los troncos huecos de los árboles.


Pero más del 50% de los refugios se ubican en construcciones fabricadas por los humanos, como aljibes, pozos abandonados, debajo de los puentes o taperas.

Los vampiros son murciélgos que se alimentan de sangre, son hematófagos, son de tamaño pequeño. Se podrían confundir con otro murciélago muy común en distintas partes de Argentina que es el que está a continuación el Tadarida brasiliensis

Es esta foto puede apreciarse una de las característica distintiva, la cola que sobresale el uropatagio o membrana posterior, lo que le da el nombre común de murciélago cola de ratón. El vampiro no posee cola.


Otra característica es que los dientes estan en posicion vertical.
Aquí se ve un vampiro alimentandose de noche en el cogote de un caballo.



Observese la posición de los dientes del vamiro y del surco existente que separa el labio inferior, ésto se llama labio leporino.



Foto de dos cachorro de Desmodus rotundus, donde se puede apreciar el labio leporino.

Está comprobanda la presencia de Desmodus rotundus en las regiones del NEA (nor este argentino), Misiones, Chaco, Formosa, Corrientes, norte de Santa Fe y en el NOA (nor oeste argentino) en las provincias de Jujuy, Salta, Catamarca, Tucumán y Santiago del Estero. Regiones con clima subtropical y donde el vampiro vive en condiciones como si fuera un animal sinantrópico con las poblaciones ganaderas.

Sus poblaciones son abundantes y se alimenta de animales de interés ganadero como los bovinos, equinos, ovinos, porcinos, capinos, euqénidos y accidentalmente del hombre. Nótese la herida en el cogote de un equino, (foto Dirección Ganadería del Chaco)


El vampiro produce una incisión con sus incisivos. La sangre comienza a fluir por la pequeña herida y empieza a lamerla (no a succionarla).

Caballo muerto por rabia, transmitida por el vampiro.


El hombre se transforma en víctima accidental del vampiro, cuando éste se ve obligado a trasladarse por alteración del medio ambiente a zonas pobladas o por que el hombre llega a las zonas donde está instalado el vampiro.


1 comentario:

Mónica Villar dijo...

Hola somos docentes del Chaco impenetrable. Estamos padeciendo en la escuela la invasión de estos animales (murciélagos) por las características que nos dio un veterinaRio son vampiros. Nos interesaría comunicarnos con usted para brindarnos más información sobre estos. Y poder enviarle las fotos que sacamos.